Terapia Visual

Cuando tenemos molestias oculares, dolores de cabeza, visión borrosa, visión doble de forma puntual, somnolencia al fijar la vista etc. acudimos a un centro optométrico para graduarnos la vista, pero probablemente nuestro problema no sea refractivo.

En los casos que la graduación sale neutra o que la corrección sea correcta en su gafa puede que el problema esté en otros factores. Esos factores se pueden detectar realizando un examen acomodativo y binocular.

A través de dicho examen podemos detectar las siguientes disfunciones que son las causantes de las molestias oculares que hemos descrito con anterioridad:

  • Insuficiencia acomodativa.
  • Espasmo acomodativo.
  • Inflexibilidad acomodativa.
  • Exceso de convergencia.
  • Exceso de divergencia.
  • Insuficiencia de convergencia.
  • Insuficiencia de divergencia.
  • Inflexibilidad de vergencia.
  • Exoforia básica.
  • Endoforia básica.
  • Estrabismo: Endotropia y exotropía
  • Ambliopias (ojo vago)
  • Problemas oculomotores.

Si en el examen se detecta alguna disfunción binocular y/o acomodativa la solución suele ser primero compensar el error refractivo y después realizar terapia visual. Con unas pocas sesiones suele ser suficiente. Las sesiones son de 1 hora, una vez a la semana y consisten en desarrollar las habilidades visuales y en ejercitar la musculatura ocular.

La terapia visual se recomienda a todas aquellas personas (niños, jóvenes o adultos) que sufran alguna disfunción visual que con una prescripción óptica adecuada no se haya podido solucionar completamente. También esta indicada para quienes presenten sintomatología asociada a cualquier tarea visual y que, en consecuencia, tengan un bajo rendimiento escolar o laboral.

Estos ejercicios ayudan en problemas de aprendizaje en niños ya que la mayor parte de las dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura se deben a un pobre desarrollo en las habilidades visuales. También conseguimos mejorar los problemas de atención y concentración con ella.

Según estudios realizados, un número muy alto de la población padece alguna disfunción en su sistema visual de este tipo, y no los conocen o no saben como poner medios para paliar los síntomas.

No es normal ver doble, ni ver borroso teniendo una buena corrección óptica ( unas gafas bien graduadas). Si notas que tu hijo se acerca mucho al texto o mueve la cabeza al leer o escribir, acompaña la lectura con el dedo, es lento en la lectura, se cansa fácilmente y no mantiene la atención, confunde las palabras o invierte el orden de las letras, cierra un ojo o se lo tapa, tiene los ojos enrojecidos frecuentemente, parpadea excesivamente… no dudes en realizarle el examen optométrico.

Cita online
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?